Anatomía de un Personaje

Bienvenidos de nuevo al mundo de Esfera. En la primera entrada echamos un vistazo a los elementos básicos de Cryptomancer. Creo que ha quedado claro que el mundo es un lugar peligroso para los personajes, da igual si eres enano, elfo o humano. Los Rectificadores quieren darte caza y acabar con tu existencia. ¿Cómo puedes crear un personaje que esté a la altura de esta premisa? En la entrada de hoy nos sumergiremos en la creación de personajes.

LA HOJA DE PERSONAJE

Cuando juegues a Cryptomancer, la hoja de personaje contendrá los datos más importantes sobre tu alter ego en la ficción. Tiene un aspecto tal que así:

Haz clic para ver la hoja de personaje al completo.

Vamos a ir explicando paso a paso no para qué sirve cada sección sino cómo crear un personaje.

  1. Elige el nombre común del personaje, su nombre verdadero, raza (elfo, enano o humano), sexo y edad. Nada de esto tendrá consecuencias mecánicas en el juego, pero te ayudará a destacar entre la multitud.
  1. Asigna rasgos de apariencia y personalidad. ¿Tiene el pelo largo? ¿Le falta un ojo? ¿Tiene algún tic característico? ¿Qué motivaciones tiene? ¿Hay algo de su pasado digno de destacar? De nuevo, todo esto sirve para dar forma al personaje de manera narrativa, por lo que no deberías preocuparte por las mecánicas a la hora de decidir estas cosas.
  1. Asigna las puntuaciones básicas. En Cryptomancer hay cuatro puntuaciones a tener en cuenta: Astucia, Determinación, Velocidad y Poder. No sólo nos dan detalles acerca del personaje, sino que, además, las puntuaciones nos dirán la dificultad que la directora de juego habrá de superar con sus tiradas para afectar a estos.
  1. Asigna rangos de atributo y calcula Puntos de Salud y Puntos de Maná. Los atributos se derivan de las puntuaciones básicas. La suma de los dos atributos de una puntuación no debe ser igual a la puntuación en sí. Estos atributos determinarán cuántos dados tirarás a la hora de resolver acciones mediante pruebas de habilidad, y cuántos Puntos de Salud y de Maná tiene tu personaje.
  1. Gasta 10 Puntos de Talento en total, divididos entre talentos y conjuros de la forma que quieras. Los talentos permitirán a tu personaje especializarse en aquello en lo que realmente es bueno, y hacer cosas que otros no pueden. Algunos te permitirán ignorar fracasos en ciertas pruebas de habilidad, mientras que otros mejorarán sus capacidades. Los conjuros son justo lo que esperas: expresiones de poder variable que te permitirán saltarte las reglas dentro de los límites de cuán virtuoso sea tu personaje y cuánta suerte tenga con los dados. ¡Ten cuidado! Hay fuerzas que pueden volverse en tu contra. 
  1. Escoge y define tu arma y vestimenta características. Pero nada que sea de “gran calidad.” En Cryptomancer se asume que un personaje no sólo se define por su trasfondo y sus capacidades, sino también por aquello sin lo que jamás saldría de casa. Tanto las armas como las armaduras se componen de rasgos que determinan qué puedes hacer con ellas, mientras que los aspectos añaden un componente narrativo que le dará el sabor que necesitas para personalizar por completo a tu personaje. 
  1. Finalmente, escoge una cantidad de equipo “razonable.” Ten en cuenta que tu personaje es un prófugo, ¡no hagas que destaque por llevar todo un arsenal encima!

CONCLUSIÓN

Observa que los personajes de Cryptomancer no existen niveles ni clases de personaje. Cualquiera tiene el potencial necesario para aprender cualquier cosa que se proponga. Esperamos que esta entrada te haya servido para hacerte una idea de qué esperar cuando te sumerjas en Esfera para plantar cara a aquellos que gobiernan desde la sombra y sus esbirros.