Bienvenidos a Esfera

 “Ojalá el mal fuera fácil de detectar, pero no lo es. Ojalá pudiéramos controlar a unos pocos y no a todos, pero eso no es posible. Ojalá pudiéramos manipular directamente en lugar indirectamente a través de muchos, pero eso no es posible. Ojalá pudiéramos confiar en la capacidad de decisión de la gente, pero eso no es posible.”

“Ojalá nuestros enemigos nunca hubieran nacido…”

“Eso… sí está en nuestra mano.”

¿QUÉ ES CRYPTOMANCER?

Cryptomancer es un juego de rol escrito por Chad Walker e ilustrado por Philipp Kruse que nos transporta a un mundo de fantasía habitado por humanos, enanos y elfos, e interconectado por la Cristalosfera, el equivalente mágico de nuestra Internet. Se trata de un juego de espionaje y seguridad de la información en el que los jugadores interpretarán a miembros de las tres razas nobles que, de alguna manera, han llamado la atención de los Rectificadores (guardianes de un futuro perfecto), y que ahora se hallan a la fuga por este motivo. Los personajes son una amenaza que ha de ser eliminada, y su misión principal es sobrevivir.

RAZAS

HUMANOS

La humanidad es la más numerosa y diversa de las razas. Los humanos y sus asentamientos están por doquier, en cada región, siempre que la libertad o la oportunidad estén al alcance, aunque este es un tesoro que rara vez se reparte justamente. Aunque el mundo de la superficie está principalmente compuesto por grandes bosques y montañas, hay murallas, torres, castillos y colosos de diseño humano repartidos por toda la tierra y alzándose por encima de las montañas y el follaje.

ENANOS

Los enanos han quedado distraídos por los lujos, las intrigas entre clanes y su deseo de superioridad. Aún disfrutan de monopolio sobre la tecnología y las redes de cristales, y puede que sean la mano en las sombras que impide que los imperios humano y elfo se exterminen entre sí.

ELFOS

Los elfos son los grandes parásitos de Silvética. Durante milenos, los elfos vivieron en relativa armonía con el bosque, viviendo como un pueblo nómada que construía estructuras permanentes sólo para propósitos de estudio, adoración y encuentros elíseos entre tribus. Luego, descubrieron el soma, la melaza producida por insectos gigantes llamados gigáfidos.

EL MUNDO DE CRYPTOMANCER

Cada una de estas razas ocupa uno de los tres reinos. Los enanos habitan las profundidades de Subterra, un lugar laberíntico de túneles interminables, minas y cavernas. Los Salones de los Clanes enanos pueden encontrarse aquí. El reino de Silvética, hogar de los elfos, está compuesto de bosques cuyo follaje forma cúpulas que apenas deja pasar la luz del sol. Y en la superficie, Esfera, hogar de los humanos, cuyas ciudades aguantan los embates de la naturaleza con sus murallas. Lejos de estar separados, estos reinos se entremezclan entre sí dando como resultado un tapiz en el que sólo los más fuertes sobreviven.

CRISTALES Y CRIPTOMANCIA

El descubrimiento de la Cristalosfera supuso toda una revolución para las comunicaciones. Dos personas pueden comunicarse entre sí mediante cristales sin importar la distancia. Dos comerciantes pueden llegar a acuerdos sin estar cara a cara. Un capitán puede dar órdenes a sus soldados sin estar en el campo de batalla, e informarse de lo que pasa en él con la misma velocidad. Mediante la criptomancia, aquellos versados en magia pueden emplear los cristales no sólo para comunicarse entre sí, sino para vigilar zonas remotas o teleportarse a ellas.

Sin embargo, un descubrimiento así conlleva un precio, y la comodidad que esto supone también ha permitido que aquellos con la capacidad de explotar estos sistemas puedan hacerse con los secretos de sus enemigos. La criptomancia no es sólo un arma, sino también la defensa con la que evitar que otros se apropien de información delicada.

Y EN PRÓXIMAS ENTREGAS…

Estos son algunos de los elementos básicos que conforman el juego de Cryptomancer. En próximas entradas profundizaremos en ellos y describiremos someramente el sistema que hace que todo fluya en la mesa.