The Sprawl en mecenazgo

El futuro. Oscuro. Sucio. Peligroso. Sois gente solitaria, escoria callejera y criminales. Marginados por vuestro estrato social, vuestra elección o razones que tienen que ver con la violencia que es vuestro día a día. Tenéis una relación simbiótica con las corporaciones que os usan, alimentándoos de sus migajas. Las «zaibatsu», como algunos las llaman, son empresas multinacionales que quieren expandirse sobre todo, controlar todo: el flujo de dinero, información, bienes, servicios y también a la propia gente. Los gobiernos están a sus pies, pidiendo sus sobras. Sus arcologías de polímeros lubricados con sistemas automatizados de limpieza se alzan resplandecientes sobre las ciudades grisáceas y sucias que las rodean. El dinero que mueven las corporaciones recorre todo como el flujo sanguíneo de un cuerpo vivo. La gente y las ciudades dependen de ellas. Son el organismo artificial más exitoso de la historia humana.

La tecnología está en continuo cambio, siendo seleccionados unos desarrollos, unos productos que la aplican y otros no. Toca adaptarse o morir. La información está por todos lados, igual que las tecnologías que la mueven, se puede decir que la ciudad respira información, que el planeta entero es una red de datos esférica formada por telecomunicaciones y al servicio de las corporaciones. Compra esto. Obedece. Compra más.

Pero las corporaciones nunca están satisfechas. Siempre quieren más y la única manera de conseguirlo es devorarse entre ellas. Para una gran corporación, el espionaje, el robo, el secuestro o el asesinato simplemente son métodos para emprender el camino hacia el éxito. Para ti, todo eso son peldaños de una escalera que te permitirá ascender y librarte de la mugre y el aire irrespirable que los demás tienen que soportar.

Juega bien tus cartas y tendrás reputación, dinero, credibilidad… Y todo lo que puedas necesitar y desear, además de libertad. Pero basta un paso en falso para que te lo arrebaten todo. Los ejecutivos corporativos no te necesitan a ti, necesitan personas como tú. Cágala y serás sustituido como el anterior tipejo, cuya ambición era mayor que su eficacia. Tú ocupaste su lugar, y hay muchos otros como tú en The Sprawl  aspirando a ocupar tu puesto.

The Sprawl es un juego de acción estructurado en trepidantes misiones que transcurren en un descarnado futuro ciberpunk, repleto de neón y cromo. Eres un recurso de alquiler para enormes corporaciones multinacionales, te mueves en el mundillo criminal y emprendes tareas que esas empresas no pueden hacer o con las que no quieren verse involucradas. Negarán haberte visto nunca y tener cualquier relación contigo si algo sale mal. Renegarán de ti porque eres solo un recurso prescindible para ellas.

¿Todavía sigues ahí, escoria callejera? ¿Quieres jugar con los mayores? ¿Joder a los peces gordos? ¿Ganarte unos créditos ahí fuera?

Vas a necesitar ser más listo que el último que lo intentó.

Bienvenido al futuro…

En mecenazgo en Enero de 2019.

Comments are closed.